Seguramente has escuchado, en múltiples ocasiones, acerca de la importancia de dormir al menos 8 horas por noche. De hecho, se ha comprobado científicamente que los adultos en promedio necesitan entre 7 y 8 horas al día de sueño, pudiendo en algunos casos ser necesarias 9 para un buen descanso. Sin embargo, considerando los ritmos de vida normales en nuestros tiempos, el promedio de horas que deberían dormirse cada noche no suele cumplirse.

Ahora bien, puede que no sepas a qué se debe el énfasis en la importancia de un buen dormir. Te lo explicaremos aquí.

La importancia de dormir bien

El valor de un buen dormir radica en que, durante el sueño, nuestro cuerpo y cerebro se recomponen luego de la actividad del día. Al dormir, nuestro organismo “recobra fuerzas” para afrontar un nuevo día.

Mientras dormimos, nuestra actividad cerebral y muscular se enlentecen notablemente. Este descanso de nuestras funciones es el que nos permitirá afrontar un nuevo día sin dificultades. Algunos de los beneficios de un buen dormir incluyen:

  • Mejorías en la concentración y en la productividad.
  • Reducción de riesgos a contraer enfermedades cardíacas.
  • Fortalecimiento del sistema inmunitario.
  • Prevención de depresión.
  • Mejorías en las habilidades sociales y comunicativas.

Como verás, dormir bien incide en la total actividad de nuestro organismo, y no se restringe a solo un factor. La importancia del dormir reside en que, a través de él, se produce el descanso necesario para el completo funcionamiento tanto físico como cognitivo del ser humano.

Hábitos que te ayudarán a descansar mejor

Si bien las necesidades de sueño varían de persona en persona, todos necesitamos dormir para funcionar mejor al día siguiente. Si acaso tienes dificultades para dormir, existen una serie de hábitos que podrías adoptar para mejorar tu descanso nocturno. Te mencionaremos algunos de ellos.

  • Mantén horarios fijos para dormir y despertar. Si bien los fines de semana puede que nuestra rutina se vea modificada, acostarse para dormir siempre a la misma hora y mantener un horario para despertar ayudará a que tu cuerpo se habitúe al ciclo de sueño que le ofreces, permitiéndote un mejor descanso.
  • Relájate antes de dormir. Una vez tengas establecido el horario en que te vas a dormir, implementar un ritual de relajación antes de hacerlo puede llegar a ser beneficioso. Escuchar un podcast relajante, meditar, darte un baño caliente, son ejemplos de actividades que te ayudarán a alivianar la tensión y te permitirán prepararte para el momento de dormir.
  • Regula la luminosidad, temperatura y el sonido antes de dormir. Los estímulos distractores son un factor que puede inferir severamente en el descanso. Mantener toda distracción neutral puede llegar a ser una gran idea para evitar que te despiertes precipitadamente y facilitarte la conciliación del sueño.
  • Realiza actividad física durante el día. Ejercitar tu cuerpo, de la forma en que sea, mientras estás despierto, te permitirá llegar con mayor cansancio al momento de irte a dormir. Esto hará que sientas el sueño y te sea más fácil conciliarlo.

Estas son algunas de las estrategias que podrías llegar a aplicar para modificar tu rutina y mejorar no solo el tiempo en que duermes, sino la calidad de tu sueño. Como verás, implementarlas es muy sencillo, y los resultados serán notorios desde un principio. Anímate a intentarlo.

Melatonina, un excelente complemento

Si aún así, luego de implementar los hábitos que te hemos propuesto, conciliar el sueño y descansar durante la noche sigue siendo difícil para ti, te proponemos que sumes a tu rutina la ingesta de un suplemento que te ayudará a dormir mejor. Hablamos de la melatonina y te contaremos acerca de ella.

La melatonina es naturalmente producida por nuestro cuerpo. Se trata de una hormona que regula los ciclos de sueño y vigilia. Tiene la particularidad de que, en la oscuridad, se produce en mayores cantidades, indicándole al cuerpo que debe de dormir.

Con solo consumir 0,5 miligramos de melatonina al día, alrededor de 40 minutos antes de ir a dormir, te ayudará a regular el sueño y controlar sus trastornos, para que puedas dormir bien por las noches, y vivir mejor durante el día.

Efectos de la melatonina

La melatonina contribuye a disminuir el tiempo empleado normalmente en conciliar el sueño. Este suplemento es especialmente indicado en situaciones, por ejemplo, en las que se han producido alteraciones del ritmo circadiano (nuestro reloj biológico, que nos indica cuando dormir y cuando despertar); también cuando, al viajar a sitios con otro huso horario, se requiere una adaptación a los nuevos tiempos de día y noche; o para ajustar ciclos de sueño y vigilia.

La melatonina es una hormona que nuestro cuerpo produce independientemente. Al consumirla como suplemento, solo estaríamos dándole a nuestro organismo una ayuda para regular los ciclos de sueño y vigilia. Esto nos permitirá descansar por las noches y aprovechar al máximo los días con todo nuestro potencial en su máxima expresión.

Dormir bien para vivir mejor, ya sabes cómo lograrlo

Dormir es necesario para llevar una vida normal. Como explicamos, durante el sueño nuestro sistema en su totalidad reposa y recobra la energía que necesitará para el próximo día. Te hemos dado aquí algunos consejos que puedes implementar antes de dormir para ayudar a tu cuerpo a conciliar el sueño.

Si estos consejos no funcionan, la melatonina es un gran complemento para regular tu reloj biológico y permitirte descansar como deberías. Cuida de tu salud, recuerda que dormir bien es necesario para vivir mejor.

Por galuvi

Información divertida, ligera y entretenida, sin dejar de lado los datos útiles y relevantes. Historias que nos inspiran para hacer del mundo y nuestro entorno un lugar mejor; hallazgos asombrosos, triunfos y éxitos compartidos.